Reconstruir la sociedad a través de la energía

Fuente: generamos.co  Fecha: Febrero 15 de 2019

Colombia es un país que ha tenido que atravesar periodos de violencia que han resultado en una fragmentación de la sociedad. No es fácil resolver los problemas que ha dejado un conflicto de más de 50 años, pero en manos de todos está la solución. Esto es algo que ha entendido el Grupo Energía de Bogotá (GEB), una de las empresas líderes del sector eléctrico en Colombia, puesto que es consciente de que, para que el país pueda encarrilarse a un desarrollo, primero hay que sanar y reconstruir las heridas que se han abierto en tantos territorios del país.

A raíz de esto, GEB lanzó un proyecto llamado “Energía para la Paz”, una iniciativa que busca reconstruir el tejido social, a través de proyectos productivos y de construcción de paz, en regiones afectadas por el conflicto.

Esta iniciativa tiene la meta de abarcar diferentes problemáticas sociales y económicas que hay actualmente en las regiones y que son lo que no permite el desarrollo. Uno de los focos principales de Energía para la Paz es el del Desminado Operacional y Humanitario.

En Colombia, desde 1990 al día de hoy, más de 11.500 personas se han visto afectadas por minas antipersona. Esta problemática ha creado barreras invisibles para los habitantes de ciertas regiones del país, puesto que la actividad más sencilla puede resultar mortal. A raíz de esto y del proceso de paz, se estableció la meta de convertir a Colombia en un país libre de minas para el 2021.

El Grupo Energía de Bogotá, siendo consiente del reto que significa el desminado operativo de los territorios, se embarcó en la tarea de promover las operaciones de detección y desactivación de estos artefactos, y capacitó a 1.503 personas en riesgo de minas. Estos esfuerzos han comenzado a dar resultados, puesto que ya se ha logrado intervenir alrededor de 200 kilómetros cuadrados de terrenos.

Sin embargo, el GEB, adicional al desminado operacional, también se enfocó en el desminado humanitario, que busca el reconocimiento de posibles territorios minados, a través del trabajo con las comunidades afectadas. Este trabajo se hizo en conjunto con la ONG Halo Trust y logró desminar 21 veredas, en las que hoy 2.000 personas viven tranquilamente.

Por otro lado, el proyecto Energía para la Paz también busca fortalecer las bases de las sociedades que se han visto afectadas por el conflicto armado, a través de proyectos productivos que buscan la reactivación económica y social. El GEB les apuesta a iniciativas relacionadas al cuidado del medio ambiente, la generación de empleo y la capacitación de convivencia y paz.

Algunos de los proyectos que Grupo Energía de Bogotá se encuentra desarrollando son: Energía que Construye mi Futuro,  en el que se promueven proyectos productivos con las comunidades y el trabajo asociativo; Habilidades para la Paz, que busca trabajar en conjunto con educadores, profesionales y líderes sociales en la Cátedra de Paz, cuyo motor es erradicar todo tipo de violencia; Mi Municipio Activo en Paz, que busca el fortalecimiento institucional, tomando como aliados a los alcaldes de los diferentes municipios; entre otros.

El Grupo de Energía de Bogotá ha entendido la responsabilidad que tienen las empresas con la reconstrucción de una sociedad fragmentada por el conflicto, puesto que Colombia es un país con grandes potenciales en sus regiones y es a partir de dicha reconstrucción que se puede encaminar al desarrollo. Adicionalmente, la labor de desminado humanitario y operativo promete devolverles la tranquilidad a los habitantes de las zonas mas afectadas.

Compártelo: