“Las energías renovables se deben fortalecer”

Fuente: elpais.com.co  Fecha: Julio 31 de 2019

¿Qué tan estratégico es el tema de la innovación en la empresa?

La velocidad que ha adquirido Celsia y Epsa para evolucionar ágilmente está cimentada en un cambio cultural que está soportando en dos factores: la innovación y el servicio al cliente, que son claves para posicionarnos como un actor cada vez más relevante en el sector eléctrico colombiano.

Si bien el negocio de administración de activos es la principal fuente de ingresos de la compañía, le apostamos a la innovación como principal vehículo de diversificación, buscando crear nuevos modelos de negocio, ofrecer soluciones energéticas alternativas a nuestros clientes y mejorar la eficiencia de nuestras operaciones.

El impulso a las energías renovables, la digitalización de las operaciones, la optimización de sistemas térmicos en edificaciones, la masificación de recursos distribuidos y la electrificación del parque automotor son solo algunos ejemplos de cómo estamos contribuyendo a la materialización de dicha transformación.

Para nosotros la innovación, más que un área, es una filosofía de trabajo que ha impregnado a toda la organización a través de los pilares de cultura, la cual hemos asumido en nuestro quehacer diario con miras a ser cada vez más competitivos.

¿Esa filosofía de trabajo cómo se traduce en la práctica?

Hemos avanzado en la nueva solución solar para el sector residencial; la movilidad sostenible, a través de los cargadores eléctricos para los vehículos en los hogares, las estaciones de recarga públicas y privadas y soluciones sostenibles para el transporte, como la primera flota de buses eléctricos para el transporte masivo de Cali: además de un portafolio en eficiencia energética para las empresas y ciudades.

¿A qué le apuesta Celsia en los siguientes años?

Seguiremos avanzando en una estrategia que consiste en consolidarnos como un actor relevante del sector eléctrico en Colombia y Centroamérica y en un competidor diferente que está listo para aprovechar las tendencias mundiales de la industria.

En este sentido, seguiremos impulsando la incorporación de energías renovables, especialmente solar y eólica: en 2018 cerramos con 84 Megavatios de capacidad instalada y esperamos en 5 años tener otros 560 MW, de tal forma que el 30% de la energía generada anualmente por fuentes renovables será no convencional (solar y eólica).

Este año ya alcanzamos los 100 MW de energía solar.

Por otro lado, en nuestra búsqueda de nuevos mercados y oportunidades de negocio que generen valor para nuestros accionistas.

¿Cómo cuáles?

Comenzamos a operar el servicio de distribución y comercialización de energía en El Tolima, donde tenemos el gran reto de nuestra experiencia y tecnología para lograr un servicio más confiable.

En los próximos cinco años invertiremos aproximadamente $600.000 millones y los siguientes años tendremos una inversión promedio de $125.000 millones.

¿Es razón a los avances en tecnología y ciencia, considera que el modelo de paneles solares, como energía alternativa y sostenible, seguirá afianzándose en el mundo?

Una de las tendencias más relevantes que vive nuestro sector es el auge de las fuentes de energía renovable no convencional y en la compañía estamos comprometidos con proyectos de energía fotovoltaica eólica.

Esta es una tecnología que seguirá consolidándose en el país. Las energías no convencionales cumplen un papel importante, sin embargo, hay que tener en cuenta que siguen siendo fuentes intermitentes que dependen de la radiación y del viento, factores que no se pueden controlar, y por eso no se puede confiar toda la generación de un país o región exclusivamente en ellas.

Es por esto que cobra importancia el balance de la matriz energética, entre fuentes no convencionales y otras convencionales. Nuestro país es privilegiado porque tiene una fuente limpia y renovable como el agua de sus ríos, que le permiten tener una base importante para la confiabilidad del sistema.

El parque térmico le brinda seguridad cuando hay condiciones climáticas extremas, como el fenómeno de El Niño.

 

Compártelo: