Las energías renovables iluminan a la educación pública en Colombia

Fuente: generamos.co  Fecha: Octubre 23 de 2018

Colombia ha establecido una industria de energías renovables no convencionales fuerte. Cada vez se pueden ver más proyectos que buscan el desarrollo este tipo de generación en las diferentes partes del país. Compañías como Celsia, EPM y Enel se encuentran desarrollando nuevos proyectos, que pretenden incrementar la generación por vías no convencionales, aprovechando las ventajas geográficas que ofrece el país en materia de radiación solar y velocidad del viento.

Sin embargo, este no es el único avance que se ha visto en esta materia. En el último año se ha podido ver como más instituciones educativas públicas comienzan a beneficiarse de proyectos de energía renovable no convencional. Colegios ubicados en zonas rurales, que antes no tenían acceso a la electricidad o que este era muy precario, ahora tienen la posibilidad de ofrecer a los niños una educación de calidad.

Este impulso que se les da a las escuelas en materia de suministro de energía es de suma importancia, porque, además suplir de servicios básicos a las diferentes instituciones, también abre la posibilidad de llevarle a los niños elementos tecnológicos a los que antes, debido a las limitaciones, no habían tenido acceso.

Estos proyectos que buscan el beneficio de las escuelas rurales se han desarrollado a lo largo del territorio colombiano. Gracias a impulsos privados, como el de EPM, o a iniciativas de fundaciones como la de Luz para Aprender en Colombia, niños del Chocó, Antioquia, Córdoba y Cundinamarca ahora tienen accesos al servicio básico de la energía y a elementos tecnológicos como computadores y acceso a internet.

Según datos de MinTic, al menos 6 mil niños se han visto beneficiados por estos programas de energía renovables, puesto que además de tener nuevas posibilidades en su educación, esto proyectos también traen beneficios para las comunidades aledañas a las escuelas.

Ahora el reto que tiene el nuevo gobierno es el de seguir impulsando este tipo de programas, que han logrado superar los obstáculos de interconexión de las zonas más alejadas del país y le han llevado nuevas ilusiones a niños, que antes no tenían la posibilidad de acceder a nuevas tecnologías.

El nuevo Plan de Desarrollo debe entender las necesidades de las poblaciones que ahora se encuentran en zonas de transición. Mucha de la falta de acceso se debe a que antiguamente estas zonas estaban controladas por grupos al margen de la ley, lo cual imposibilitaba el acceso de equipos. Sin embargo, esta nueva coyuntura demanda un esfuerzo por parte del gobierno de llegar a todas las zonas antes marginalizadas.

Compártelo: