Fuente: larepublica.co  Fecha: Diciembre 11 de 2018       renovable

El operador del Sistema Interconectado Nacional y administrador del Mercado de Energía Mayorista de Colombia, XM, presentó ayer el informe de generación de energía en el país, con corte al 30 de noviembre de 2018.

Según la información suministrada por la firma, 86,79% de la generación, lo que equivale a 169,5 GWh-día, fue producto de recursos renovables mientras que el 13,21% restante, es decir, 25,8 GWh-día, provino de los no renovables el mes pasado.

Además, la participación de la generación renovable creció 3,72% en noviembre respecto a lo obtenido el mes pasado; sin embargo, la de la no renovable decreció en 12,70%.

Por el lado de la energía renovable, XM reportó que la fuente con mayor contribución fue la generación hidráulica con 99%, lo que equivale a 167,83 GWh-día. Esto también representó un crecimiento de 4,15% en relación con el mes anterior. Detrás, le siguieron la biomasa, con 0,91% de participación; la eólica, con 0,07%; y la solar, con 0,01%.

Por fuente de energía, el comunicado indica que las plantas hidráulicas con embalses fueron los mayores aportantes con 85,50%, lo que equivale a 144,94 GWh-día promedio y representa un crecimiento de 2,92% en relación con el mes anterior.

Respecto a las fuentes no renovables, el total de la generación para noviembre (combustible fósil) fue de 29,55 GWh-día lo que significó una caída de 12,70% en relación con el mes anterior.

Por fuente de energía, el gas fue el mayor aportante, con 78,73% equivalente a 20.31 GWh-día (1,20% menos que lo reportado el mes anterior). Con 17,2%, le sigue el carbón y con 4,25% los líquidos.

Para este año se dio a conocer que la generación de energía solar concentra el 65% (315) de los proyectos registrados ante la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme). Por lo que se calcula que con la capacidad actual de producción eléctrica, que gira en torno a los 15.000 megavatios (MW), se podría atender la demanda de los próximos años, lo que para 2030 representaría los 14.773 MV.

Además de apostarle a las energías renovables como un factor clave para impulsar el desarrollo en el mundo, estas se han tornado relevantes para luchar contra el cambio climático y proteger el medioambiente, por lo cual tras evaluar los resultados de un estudio realizado por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) sobre el uso de nuevas fuentes de energía para mitigar el calentamiento global, la Unión Europea, para enero de este año, decidió realizar una inversión de 12.000 millones de pesos para impulsar proyectos de energías renovables no convencionales en el país.

Según el décimo Informe sobre Tendencias de Inversión en Energías Renovables (2016), la tendencia ha ido en aumento, pues con una población mundial que ronda los 7.300 millones de personas y una matriz energética que depende en un 80% de los combustibles fósiles, la importancia de desplazarse hacia modelos de generación de energía más sustentables se torna evidente. Y en base a nuevos datos de GTM Research, para finales de 2017 la demanda universal de ésta superará los 80 GW de potencia fotovoltaica por primera vez, con un crecimiento anual del 6 al 8 por ciento.

¿Cómo beneficia el uso de energías renovables en la cotidianidad?

Una de las principales razones para usar paneles solares gira en torno al ahorro económico para las personas. Por decir, la instalación de dos paneles en un hogar pequeño puede costar cerca de cuatro millones de pesos, para generar cerca del 30% de la energía que se consume y la otra parte se toma de la red tradicional. Sin embargo, todo depende del consumo. Así que si el hogar paga 120.000 pesos en su factura (20 mil de cargo básico+100 mil de consumo), los paneles le ahorrarán 30.000 pesos en el pago mensual, para un total de 90.000.

SATpcs, compañía autorizada para la distribución de estos equipos, menciona que uno de los principales beneficios que proporciona la energía solar, se caracteriza por ser renovable e inagotable, no es contaminante, reduce el uso de combustibles fósiles, evita el calentamiento global, contribuye al desarrollo sostenible, y permite generación eléctrica a gran escala.

¿Cómo se obtiene energía del sol?

Los paneles fotovoltaicos captan limpiamente la luz solar por medio de celdas hechas de silicio cristalino o arseniuro de galio (materiales que pueden comportarse como conductores o aislantes de electricidad), para producir un campo eléctrico en el panel, y por ende, generar energía. Ésta entra a la casa a través de un inversor y es transformada en energía utilizable de 220v.

La garantía de los paneles suele ser de 25 años al 80%, es decir, que estos producen el máximo de su potencia todo el tiempo, se pueden conectar y desconectar automáticamente, o pueden ser monitoreados a través de aplicaciones web instalados en los teléfonos celulares.

La implementación de estas iniciativas cuenta con el apoyo del gobierno a través de la Ley 1715 de 2014, ‘promoviendo el desarrollo y la utilización de fuentes no convencionales en el sistema energético nacional para contribuir el desarrollo económico sostenible, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y la seguridad del abastecimiento energético’. A esto, se le suman algunas de los siguientes incentivos que ofrece el Estado: la reducción en el pago del impuesto de renta del 50% de las inversiones en un período de 5 años, depreciación acelerada de los activos, exclusión de IVA de los bienes asociados al proyecto y exención del gravamen arancelario.

Compártelo: