Energía solar

Autor: Miguel Yances Peña Para: eluniversal.com.co Fecha: Julio 16 de 2018

Al ser conectado un motor -un abanico, por ejemplo- a la corriente eléctrica, gira; en sentido inverso, al hacerlo girar, produce energía eléctrica. Este es el principio de los generadores: el movimiento de las aspas se consigue de las caídas de agua, el golpe del vapor de agua a presión, el impacto de la explosión quemando gas, la fuerza del viento, o la ondulación de la marea, entre otras.

De similar manera al aplicar electricidad a un LED (diodo emisor de luz) este produce luz; y al aplicarle luz, produce electricidad. Esta segunda característica es la que se usa en los paneles solares fotovoltaicos. Está sobreentendido que se fabrican, igual que en el caso del motor o generador, para optimizar la característica deseada: producción de luz, o de energía. En producción de luz, los LED, representan un gran ahorro de energía y de costos, que, al ser más baratos y duraderos, ha obsoletizado la iluminación electrónica en el hogar, y promete reemplazar la de vapor de sodio en el alumbrado público. Algo que se puede observar, sin embargo, es que, con el tiempo, la iluminación LED va perdiendo intensidad.

Y en producción de energía, se viene dando de tiempo atrás, una mejora en la eficiencia, y una reducción de los precios, que en la medida en que aumenten la demanda y la competencia, se harán más accesibles. En el viaducto Gran Manglar, por ejemplo, se han puesto lámparas LED alimentadas con paneles solares. Una muy buena iniciativa, que servirá de piloto para generalizarla en toda la ciudad.

La legislación colombiana (Ley 1715 de 2014), y la Res Creg 030 de este año, además de otras, han establecido el Marco regulatorio, y las condiciones técnicas para producir energías limpias, renovables, y venderla (toda o los excedentes) al Sistema de Interconexión Nacional (SIN), conectándose a la red de distribución local (220 V, o 13,2 Kv dependiendo de la potencia), lo cual ya está produciendo efecto. La Res MME 40072, definió a su vez la infraestructura de medición necesaria para efectos de identificar los consumos y la venta de los excedentes al Mercado Mayorista de Energía (MME).

Un sistema de producción de energía solar consta básicamente de: los paneles, un regulador cargador de baterías, un banco de baterías, un ondulador y un interruptor para administrar la conexión; además del sistema de medición. Y eso tiene un costo. Un rápido análisis financiero, a 25 años que es la vida útil, arroja una TIR del 17 %. Y a nivel domiciliario, con inversiones del orden de los 30 millones de pesos, y ahorros del orden de los 3,0 Kwh diarios, se calcula un plazo de 5 años para el retorno de la inversión. Aunque el presidente electo, y todos los candidatos, prometieron impulsar las energías limpias, renovables, uno en especial prometió colocar paneles solares en los techos de todas las casas del país: impráctico por antieconómico.