“Colombia tiene un rezago en calidad eléctrica”, Germán Arce, Minminas.

Autor: Katherine Benítez Piñeros  Para: larepublica.co Fecha: Diciembre 19 de 2017

La meta de producción de petróleo para 2018 estará alrededor de 850.000 barriles diarios.
El año de la estabilización. Así definió Germán Arce, ministro de Minas y Energía, lo que significó 2017 para la industria petrolera. En Inside LR, también se refirió al porqué del aumento en el valor de la gasolina y al panorama eléctrico del país, sobre el que dijo que hay un rezago en calidad.

¿Cuál es el balance que hace del año del sector petrolero?

Si me tocara definirlo en una frase, sería el de la estabilización. Nos pusimos una meta de 840.000 barriles diarios y estamos 12.000 arriba de la meta. Es una buena señal porque indica que el flujo permanente de inversión se estabilizó.

¿Cuánto cree que va ser la producción del próximo año?

No la hemos construido todavía, pero estamos hablando de una cifra alrededor de 850.000 barriles. Hay dos cosas clave para calcular ese número: la señal de precios es clave, pero la señal de inversión es la que los vuelve barriles.

¿Qué opina de quienes dicen que la producción de petróleo en unos años pueda llegar a 600.000 barriles o menos?

No es real porque no se puede suponer que la industria va a dejar de hacer su tarea. Todos los años hay inversiones, más exploración, no tiene en cuenta ni las obligaciones que tienen los agentes de seguir trabajando en el sector. El precio es la señal más importante de cómo se activan las reservas.


¿Qué falta para que se empiecen a explotar yacimientos no convencionales?

En 2014 sacamos los términos de referencia exploratorios ambientales (Ministerio de Ambiente). Se armó la propuesta de los de producción, que aún no se han emitido, pero el compromiso es tenerlos cerrados este año, así que a finales del año o comienzos de 2018 deberíamos tenerlos publicados.

¿Por qué sigue aumentando el precio de la gasolina?

La razón es el aumento del precio del crudo y las gasolinas de referencia a nivel regional, con un agravante adicional y es que no producimos el 100% de los combustibles. Hay que comprarla a lo que esté en el mercado. Este año tuvimos otros ajustes como el de la base de la sobretasa. Ese ajuste lo que hizo fue reconocerle un ingreso a los entes territoriales por encima del valor del precio del combustible (representa casi una tercera parte del aumento).

Si los consumidores compran un galón, menos de la mitad (46%) es lo que vale efectivamente la gasolina. El resto son la sobretasa a los entes territoriales, los impuestos, el IVA, el impuesto al carbono, los márgenes.

¿Han contemplado el uso de una fórmula distinta para fijar su precio?

Hemos venido trabajando en la revisión de cada uno de los componentes de la fórmula, por ejemplo, los márgenes de minoristas y mayoristas. Hemos revisado la fórmula de los biocombustibles, de los fletes. De hecho, tenemos una resolución sobre fletes en comentarios en este momento. De los fletes del etanol va a haber un cambio que esperamos introducirlo en 2018. Es un ejercicio permanente porque son muchos componentes que hay que mantener calibrados para garantizar que el producto llegue.

¿Qué se está haciendo para mejorar la calidad de la energía en el mercado de la Costa?

El objetivo de la Superintendencia de Servicios Públicos es garantizar el servicio. En eso nos centramos este año. Electricaribe ha tenido cero procesos de limitación de suministro. Hicimos un documento Conpes que habilita un paquete de garantías por $320.000 millones, para comprar energía y trae la capacidad de apalancar inversiones en la red local. Esperamos que en 2018 entren unas obras de fortalecimiento de subestaciones, pero eso no soluciona el problema de calidad.

La Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) está en la reglamentación final para los cargos de distribución que son los operadores de red a nivel local, lo cual tiene como propósito mejorar la calidad.

Caribe es el caso más dramático, pero el país trae un rezago en calidad en comparación con la Alianza del Pacífico, tenemos los peores indicadores. Caribe tiene más o menos tres veces peores indicadores que el país y el país tiene dos veces peor que la región. Hay que garantizar un esquema tarifario que remunere las inversiones que la red requiere para mejorar los indicadores de calidad (duración y frecuencia de las interrupciones).